Infórmate bien

Ana Esther Vaca Sastre, 

Psicóloga clinica de A.R.ZA

La enfermedad del Alcoholismo, no respeta la edad, ni el sexo, ni la raza, ni la condición económica, profesión o educación. Tampoco está determinada por la cantidad de alcohol ingerido en un periodo de tiempo, sino por la dependencia o la necesidad de consumir que tenga la persona.

El Alcoholismo es una enfermedad

A cerca del alcoholismo...

"El Alcoholismo, es un estado psíquico, y habitualmente también físico, resultado del consumo de alcohol, caracterizado por una conducta que incluye compulsión para ingerir alcohol de una manera continuada o periódica, con el objeto de experimentar efectos psíquicos, o prevenir las molestias producidas por su ausencia."

Así define la O.M.S. la enfermedad. En nuestra sociedad, no obstante, prevalece el mito, de que los problemas con el alcohol, son de alguna manera síntoma de debilidad moral o "vicio". Sin embargo, la realidad es muy diferente. La Organización Mundial de la Salud, ha insistido en enfatizar, que el alcoholismo, es una enfermedad. Una enfermedad crónica, y grave por los efectos que causa en el organismo, por la notable difusión en la población, y por las consecuencias que trae aparejadas: accidentes de trafico, violencia domestica...etc.

La enfermedad del Alcoholismo, no respeta la edad, ni el sexo, ni la raza, ni la condición económica, profesión o educación. Tampoco está determinada por la cantidad de alcohol ingerido en un periodo de tiempo, sino por la dependencia o la necesidad de consumir que tenga la persona.

Las personas afectadas por la enfermedad, pueden seguir patrones muy distintos de consumo: alcohólicos que beben a diario, los que beben semanalmente, mensualmente, o sin periodicidad fija.
No se conocen la causas exactas de la enfermedad, pero se han detectado varios factores de riesgo que puedes ver en este enlace>>

No existe una formula mágica para dejar la bebida. No hay ninguna "píldora"que pueda curarte. Pero si de verdad quieres hacerlo,existen varios métodos, centros y Asociaciones que te ayudaran a conseguirlo. Infórmate bien!.
                                                                             Navegando en nuestra Web, encontrarás soluciones !!!

El Alcohol en La Familia

Entre los innumerables daños físicos, psicológicos, sociales, laborales, y un largo etc., que produce el alcohol en la persona, habría que destacar por importancia y gravedad, el que se produce dentro del ámbito Familiar. El cónyuge sufre el problema en primerísima persona con el agravante de no poder hacer prácticamente nada, mientras el alcohólico(a) no reconozca su adicción, y se deje ayudar. En muchos casos, se llegan a producir agresiones, tanto verbales como físicas. "La Familia no existe".

Con los hijos, ocurre lo mismo. No tienen padre, o madre. La persona que bebe, carece de afectividad, grita y se vuelve agresivo. Lo único que de verdad le preocupa es beber, y de lo demás "pasa". No debemos olvidar, la verguenza que habrán pasado nuestros hijos en algún momento de su vida estando con sus amigos, o en el colegio, soportando insultos, o respondiendo a ellos, y metiendose en líos por nosotros.

Afortunadamente, en muchos casos, los familiares consiguen convencer al enfermo para que acuda a un profesional, o a una Asociación como ARZA, donde podrá recibir la ayuda que necesite.
                                                                                               
                                                                                                                                               ¿Quieres saber mas?, sigue el enlace>>
 

Importante diferencia

Hay que diferenciar, el alcoholismo y el abuso del alcohol. Este ultimo se refiere a un caso particular de exceso, o a la costumbre de una persona de beber sin moderación a menudo; pero no se ha establecido la enfermedad. Cuando esto sucede, aparece la dependencia física, la necesidad compulsiva de beber alcohol, la perdida de control, y el deseo de aumentar progresivamente la cantidad ingerida para sentirse satisfecho. (tolerancia).
El hecho de que se trate de una enfermedad crónica, no significa que el tratamiento y la recuperación, sean imposibles, sino que el alcohólico, una vez rehabilitado, debe cuidarse toda la vida de no volver a beber. 

        

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>